Escudo de Cienfuegos

Es cuadrilongo y está dividido en dos cuarteles. En el superior, sobre el campo azul, aparece el frente dorado de la fortaleza "Castillo Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua", y en elinferior, sobre el campo de plata, una jagua en producción, lo rematan una corona mural de cinco castillos y dos ramas laterales de laurel. Este símbolo fue diseñado por Don Agustín de Santa Cruz y Castilla en 1831, y fue adoptado por nuestro Ayuntamiento el 4 de julio de 1848 al serle concedido a la villa de Cienfuegos el derecho a usar escudo de armas por la Real Orden de Isabel II del 2 de abril anterior. Su lema: Fides, Labor et Unio, Fe, Trabajo y Unión fue adoptado por los fundadores en la mañana del 22 de abril de 1819. 


Bandera de Cienfuegos

Fue diseñada, pintada y bordada por la primera poetisa nacida en Cienfuegos, Clotilde del Carmen Rodríguez López, para su amigo Germán Barrios Houard, cuando los cienfueguerossecundaron la guerra de Yara en febrero de 1868. Está formada por tres franjas verticales, azul la primera de ellas, blanca la segunda y roja la tercera, como las de la bandera francesa, recordando el origen galo de Fernandina de Jagua. Pero, sobre este fondo tricolor, tiene algunos símbolos que las diferencian: en la franja azul, una cruz equilátera blanca que recuerda la región cristiana, en la blanca, el escudo local y en la derecha aparecen tres triángulos rojos con una estrella blanca en el centro, disimulados por dos blancos que los flanquean.


 Himno de Cienfuegos

Compuesto por Atanasio Rivero y musicalizado por el músico  español José Mauri con motivo del primer centenario de la fundación de la ciudad en 1919, lo interpretó por vez primera la Banda Municipal de Cienfuegos en la noche del 19 de abril de 1919 en la velada del teatro Tomás Terry donde fue cantado por el Orfeón anexo a la Sección de Filarmónica de la Asociación de Dependientes de Cienfuegos y al terminarse el acto le volvió a cantarlo en el parque Martí ante el monumento al Apóstol.

 

En tu escudo, Cienfuegos, aún brillan

las palabras de austera virtud  

con que el prócer de Jagua ha nimbado

tu blasón y tu historia de luz.

 

Gloria a ti, la ciudad laboriosa,     

 y a tus campos amados del sol! …

Pueblo grande de Dios bendecido

por tu fe, trabajo y unión.

 

 

 

 

 

Patrimonium Numen