Cienfuegos: una ciudad de frontones

No hace falta andar mucho por la ciudad de Cienfuegos para encontrar frontones, ese elemento arquitectónico de fuerte arraigo grecolatino y en forma de triángulo que remata puertas, ventanas y portales.

Quizás por la fuerza del estilo neoclásico propio de finales del siglo XIX y primeras décadas del presente o por el gusto burgués hacia lomonumental y majestuoso, los frontones se repitieron una y otra vez en los más variados inmuebles de la Perla del Sur.

Según algunos estuidoso de la historia del arte, este adorno tuvo sus orígenes más por una necesidad funcional que como motivo eminentemente ornamental, pues servía para cubrir el espacio triangular dejado por los techos construidos a dos aguas.

Por eso, muchos atribuyen a los aqueos el origen de los frontones, al convertirse en los iniciadores de la utilización de este tipo de cobija antes mencionada.

Otros, lo adjudican a la cultura etrusca, sin embargo no caben dudas de que los griegos contribuyeron en gran medida a su estética con nuevos aportes ornamentales y materiales para su edificación.

Los enlucidos griegos, propios de las débiles pendientes de los tejados, fueron copiados por los romanos y enriquecidos con las fastuosidades del arte imperial.

Es bien conocido que su estructura fue perfeccionada, extendida posteriormente a otras civilizaciones y retomada por el Renacimiento.

Una muestra de ello es bien apreciable en el Partenón de Atenas, cuyos frontones fueron decorados con bajorelieves del eminente escultor Fidias y también vale recordar a los que adornan la iglesia de la Madelaine, en París o el Palacio Fernecio en Roma.

Existen más de 10 tipos de frontones, entre ellos los aguzados, en los cuales el ángulo superior es muy cerrado, los calados, circulares, cortados, dobles, partidos y rebajados.

No obstante tal variedad, en la Perla del Sur predominan los triangulares.

Los hay aquí de rara belleza, monumentales y sólidos como el que remata la entrada del Cementerio Tomás Acea, soportado por magníficas columnas dóricas, pero también existen pequeños, modestos, sobrios o con abundancia de adornos.

En este último caso se halla el que corona el antiguo colegio San Lorenzo, Monumento Nacional y escenario de los hechos del 5 de Septiembre de 1957, adornado con figuras simbólicamente situadas, las cuales imprimen un atractivo especial.

Aunque aquí su uso predominó en inmuebles destinados a la educación, de carácter religioso, público y social, también fueron utilizados en fachadas, puertas y ventanas de viviendas.

Sin dudas, los frontones se suman al resto de los atractivos arquitectónicos y naturales de Cienfuegos, integrados a las nuevas formas constructivas propias del desarrollo económico y social actuales.

Por: Enma Sofía Morales.
Tomado de la Revista Bohemia. 2 de febrero de 1988

 

 

Patrimonium Numen