OFICINA DE MONUMENTOS Y SITIOS HISTÓRICOS

 

Objetivo General: Perfeccionar el trabajo de inventarización,  investigación, conservación y socialización del Patrimonio Inmueble, Natural, arqueológico e industrial de la provincia encaminado a la creación de estrategias de manejo, uso y puesta en valor del patrimonio construido.

Misión: Organiza, proyecta, implementa  y evalúa la política del Patrimonio cultural  inmueble, natural,  arqueológico e industrial  del  territorio desde una concepción de la dirección colectiva y donde predomina el trabajo de índole metodológica, técnica  de conservación y restauración.   

Reseña: La Oficina de Monumentos y Sitios Históricos  juega un papel primordial como institución adscripta al sistema de patrimonio, como institución cultural está al ritmo del más leve cambio de los tiempos, sus técnicos y especialistas deberán saber penetrar en las necesidades culturales de los seres humanos con los que trabaja, atender no sólo aquellas demandas que puedan expresarse de forma consciente sino fundamentalmente  las que permanecen sumergidas, creando vacíos que puedan ser llenados por la banalidad, el sin sentido ,el mal gusto, manifestadas en ciudadanos cada vez menos capaces de controlar sus destinos y por tanto las circunstancias de su vida.

Se hace necesario entonces, trabajar en la actualización permanente de los diagnósticos de gustos, demandas y necesidades de la población, debemos convertirnos en el termómetro de todas aquellas expresiones y manifestaciones que  constituyen las  vivencias culturales  y el placer de nuestro pueblo para desde ahí trabajar y enrumbar el desarrollo cultural al que aspiramos. Decisivo papel en esta intención, lo desempeñará el directivo centro de cada una de nuestras instituciones y su equipo de trabajo, a todos los niveles, quienes  deben atesorar en su sentir y actuar una alta sensibilidad social y estética como gestores culturales y atender de forma esmerada su capacitación permanente  para enfrentar  los retos que impone la dinámica de satisfacción de necesidades de la sociedad cubana actual.

La Programación es una piedra angular del trabajo con los monumentos y sitios históricos, esta debe confeccionarse casuísticamente de acuerdo a los resultados del diagnóstico permanentemente actualizado. No es la programación un simple acto  de satisfacción de necesidades de recreación, también ha de incidir en la educación del público al que va dirigida,  este propósito no  puede manifestarse en acciones aisladas, debe ser resultado de la calidad de lo programado, de la capacidad del equipo responsable de la programación para captar la propuesta adecuada,  el momento idóneo para determinada manifestación, entre otros factores.

Las necesidades de expresión cultural, estarán sustentadas en los procesos de  salvaguarda del Patrimonio Cultural y como consecuencia, en el fortalecimiento de la identidad cultural local, regional, nacional y en la profundización  de las manifestaciones artísticas y culturales vinculadas a este patrimonio, en particular, de sus portadores y hacedores más genuinos, integrando los estudios y trabajos de investigación.  En este sentido se trabajará en el proceso de promoción y divulgación de este patrimonio no sólo a través de talleres y acciones apreciativas con la población sino en acciones con los especialistas de los medios de difusión masiva. Toda esta labor precisa de mayor complementación y sensibilización de actores sociales, institucionales y comunitarios para lograr un diálogo real, fecundo y una relación simétrica en lo que constituye la fuente nutricia del trabajo comunitario.

Lograr  la  real  participación  comunitaria  desde  el  plano  de  la  cultura  es  hoy  un  reto que  deberemos  enfrentar  en una dimensión más  profunda.  La  apatía, desmotivación y mal  gusto  deben  ser  desterradas por  evidencias  de  creatividad,  entusiasmo y óptimos  resultados  alcanzados  en nuestras instituciones.

 

 

 

 

 

Patrimonium Numen